Una de las principales decisiones que hay que tomar para la celebración de una boda es si esta se realizara de día o de noche. Como fotógrafo de bodas en valencia he asistido a los dos tipos de celebración y cada una tiene sus ventajas e inconvenientes. Voy a daros mi punto de vista para que podáis haceros una idea más clara de realmente lo que queréis.

Podremos disfrutar mucho mas del día de la boda ya que este se puede alargar mucho mas al disponer de todo el día por delante.

Para los niños y las personas mayores es toda una ventaja ya que ellos se cansan mas y no ajuntan estar en la celebración hasta altas horas de la noche.

Si la fecha elegida es en invierno una boda por el día nos proporcionara muchas más horas de luz y de una mejor temperatura.

Como fotógrafo de boda podemos realizar una sesión mucho más amplia y poner en práctica ideas que en una boda de noche no seriamos capaces porque no disponemos de la luz solar para llevarlas a cabo.

CONTRAS

El principal problema que nos encontraremos es que si es verano y celebramos la boda al aire libre pasaremos calor.

El madrugar puede ser otro contratiempo que no a muchos les gusta, sobre todo para lo novia que es la que necesita un mayor tiempo de preparativos para estar lista.

Si nos encontramos antes algún imprevisto a primera hora tendremos muy poco margen de tiempo para intentar solucionarlo.

Puede que al final del día ya esteis cansados porque todo a comenzado muy pronto y son muchas horas de celebración.

VENTAJAS

Uno de las principales ventajas de las bodas por la noche es a la hora de los preparativos en casa de los novios. Se dispone de mucho más tiempo para maquillarse, peinarse y demás y no hay que pegarse el madrugón para estar a punto en el momento de la ceremonia.

Si nos surge algún imprevisto por la mañana dispondremos de un buen margen de tiempo para poder solucionarlo.

Las bodas de noche nos ofrecen la posibilidad de conseguir una boda mas romántica gracias a la decoración e iluminación. Velas, luces de colores, fuegos artificiales… cualquier cosa vale para hacer ese día inolvidable.

Si la boda se celebra en verano gozaremos de una temperatura muy agradable que hará que sea una noche excelente.

Para los niños y personas mayores puede ser un inconveniente estar hasta tan tarde.

Si la boda la celebramos en primavera/otoño puede que las bajas temperaturas de algunos lugares de España nos molesten un poco.

En este tipo de bodas hay que cuidar mucho la iluminación del salón y del lugar de celebración ya que de contar con una mala iluminación puede verse afectadas tanto el resultado final de las fotografías de la boda como la celebración y banquete en sí.

Los nervios pueden hacernos pasar un mal rato ya que vamos acumulándolos desde primera hora de la mañana.

En breve os contare según el tipo de boda opciones decorativas para ese momento tan especial como es el día de vuestra boda.